En los últimos años, medios chinos e internacionales han colocado al sector inmobiliario chino en el punto de mira. ¿Hay una burbuja inmobiliaria? ¿Hasta qué punto? ¿Se va a caer todo el sector y con él llegará el fin del milagro chino?china economia euht sant pol blog

Para empezar, podemos definir “una burbuja” como el incremento desmesurado y fuera de la tendencia de los precios reales durante un período de tiempo concreto. Esto es lo que sucedió en algunos países occidentales, como España o Estados Unidos, entre 1996 y 2006. Durante esa década, en EE.UU. el aumento acumulado del precio de la vivienda fue tres veces superior al acumulado en la década anterior a 1996. Estos datos reflejan una inadecuada adaptación de la oferta a la demanda, con un claro exceso de oferta en los mercados.

En el caso de China, es evidente que en los últimos años esa adecuación no ha sido la más apropiada, y el exceso de oferta en ciertos niveles de precios conllevará a una necesaria corrección por parte de la oferta.

En su 12º Plan Quinquenal, que deberá sentar las políticas del país entre 2011 y 2015, las autoridades chinas han puesto de manifiesto la necesidad de incrementar las posibilidades de inversión para los ahorradores chinos, también en el extranjero. Las autoridades chinas deberían ser conscientes de que una de las principales funciones de un sistema financiero es la correcta canalización de los ahorros hacía las posiciones que necesitan esos capitales para la inversión, y en ese proceso la asignación eficiente de los recursos debería llevarse a cabo atendiendo a criterios estrictamente económicos y no políticos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *