Roy Álvarez, profesor habitual de la Cornell Hotel School durante 25 años, ha enseñado Sistemas de Información, y fue el primer miembro facultativo en el mundo en enseñar Micro Cumputación como asignatura universitaria. Mientras estaba en Cornell, además de enseñar a miles de ‘Cornellianos’ cómo utilizar una hoja de cálculo, dio lecciones sobre la gestión de los sistemas de información, tecnología para la industria hotelera y sistemas de información estratégicos en particular. También ha ejercido como profesor en IHME en Francia, en The Australian International Hotel School en Australia, y más recientemente en The Chinese University of Hong Kong (CUHK). Álvarez ha impartido varios cursos en dirección hotelera en el CUHK, así como en sistemas de información estratégicos en sus programas de MBA.

 
A parte de enseñar sobre tecnología, también ha colaborado en el desarrollo de diversos simuladores hoteleros, incluyendo CHASE, CRASE, y CHARMS, y ha sido una pieza clave en la creación del popular simulador CHESS. Además de su labor académica, Álvarez ha trabajado en el ámbito empresarial, habiendo desarrollado materiales formativos, realizando consultorías sobre sistemas de información y, mientras trabajaba en CUHK dirigió sus programas ejecutivos en Hong Kong y en China. Recientemente se ha jubilado para disfrutar viajando, aunque continúa colaborando con algunos seminarios por todo el mundo, como en EUHT StPOL. Aprovechamos su visita a la escuela para hacerle algunas preguntas sobre el sector.


¿Qué cualidades son clave para ser director de hotel?

 
Un director de hotel debe tener habilidades técnicas pero también de negocio y tiene que gustarle los desafíos y la competitividad. Cuanto más grande sea el hotel, más habilidades técnicas necesitará. Y cuanto más global sea la marca, más habilidades de negocio requerirá.

 
Pero llegar a ser director de hotel no funciona de la misma manera en todas partes: en Asia, por ejemplo, los profesionales hoteleros empiezan desde niveles inferiores. En Estados Unidos algunas cadenas contratan antiguos militares con más de 20 años de experiencia en gestión de equipos. En otros países, es común que los directores de hotel hayan cursado un MBA.

 
¿Por qué da clases en Sant Pol y no en otras escuelas españolas?

 
Por la relación con el Director de EUHT StPOL, Lluís Serra, que estudió en Cornell University. Una vez me ofrecieron montar un hotel-escuela en España, pero no lo encontré interesante.

 
Después de dar clases en diferentes continetes, ¿qué modelo formativo funciona mejor en la hotelería y el turismo?

 
Depende del mercado. En Hong Kong he dado clases de dirección hotelera en una universidad politécnica, mientras que en Australia y Nueva Zelanda estos estudios están más enfocados a los negocios. He visto diferentes modelos, pero al final el mercado es el que decide el enfoque.

 
¿Cuándo empezó la tecnología a tener un papel importante en la gestión hotelera?

 
Al final de los años 70, cuando se desarrolló el primer software de gestión empresarial. La tecnología ha supuesto un avance enorme en el soporte a las operaciones, especialmente con la gestión de datos. La información y cómo tratarla se ha convertido en algo muy importante, incluso más que las propias transacciones. Las empresas más grandes son aquellas que usan la información de sus clientes de manera más eficaz y consiguen con ello redes de contacto más útiles.

 
¿Qué consejo les daría a los alumnos de dirección hotelera que están a punto de entrar en el mercado laboral?

 
Mi consejo desde la sabiduría sería: no hagas lo que esperan que hagas, haz lo que tú quieres hacer. No vivas de los ‘deberías’. Lo más importante es seguir tus sueños y tus valores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *