mirror-cube-treehouse-hotel-4El concepto de hoteles en forma de casa del árbol es tendencia. Te presentamos cinco hoteles que ofrecen esta experiencia.

Suecia: Tree Hotel

Construidas en 2010 y diseñadas por algunos de los principales arquitectos de Escandinavia, son edificaciones en suspensión en el bosque a 60 kilómetros del círculo ártico, por lo que en invierno se pueden observar auroras boreales.

Mirrorcube: es un cubo rodeado en paredes de espejos que reflejan el bosque, permitiendo que la estructura se mezcle en la natura.
Bird’s Nest: el exterior parece  un nido pero el interior es una sala de alto estándar, con un diseño moderno y pequeñas ventanas que están ocultas por las ramas.
Cabin: es una estructura modular que posee un puente peatonal que conduce a una espaciosa cubierta.
UFO: subir a bordo de una nave espacial tiene un atractivo enorme para la gente con imaginación.

Se espera que otras dos estructuras sean inauguradas este octubre y que dentro de 5 años sean 24 recámaras de 24 arquitectos diferentes.

Canadá: Free Spirit Spheres

Tres habitaciones de madera y fibra de vidrio para dos personas– con forma de esfera que cuelgan a 3 m de los árboles del bosque de Qualicum Beach, en Vancouver Island.

Estados Unidos: Cedar Creek Treehouse

Considerado uno de los cinco mejores hoteles sobre árboles según el Financial Times, este recinto cuenta con dos casas de madera construidas a 15 m de altura sobre un bosque de cedros en el Parque Nacional Mount Rainer, en Washington. La más grande es para cinco personas.

Perú: Inkaterra Canopy Tree House

En el Amazonas peruano, este resort de turismo sostenible, destinado a la observación de la biodiversidad del bosque tropical, ofrece –además de cuatro cabañas de lujo en el suelo– una casa construida a 27 m de altura a la que se accede a través de un puente colgante.

Alemania: Waldseilgarten 

En las montañas del sur de Baviera, en Alemania, el resort Waldseilgarten ofrece un peculiar sistema de descanso: en carpas suspendidas a 7 m de altura. Los huéspedes pueden pasar la noche colgando de un árbol, utilizando el mismo método que los montañistas profesionales.

 

¿Qué opináis de esta nueva tendencia?

Además, os dejamos este singular invento de Ethan Schlussler. Cansado de subir y bajar escaleras en su trabajo, creó el ascensor bicicleta, perfectamente aplicable a los hoteles/casa del árbol.

Fuentes: veoverde, paula.cl, thisiscolossal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *