La implantación de la tasa turística en Cataluña, que entró en vigor el pasado 1 de noviembre, se ha desarrollado con normalidad durante los primeros 15 días y no se ha registrado ningún caso de clientes que se hayan negado a pagarla, según ha informado la Generalitat de Catalunya.

“La implantación de la tasa turística se está desarrollando con absoluta normalidad, sin ninguna incidencia destaca o casos de gente que no hayan querido pagar”, ha explicado la directora general de Turismo, Marián Muro.

Por otra parte, recuerda Muro, el nuevo impuesto ha comenzado a aplicarse en temporada baja, lo que quita presión y ayuda a los hoteleros a familiarizarse en su gestión y tramitación.

En este sentido, en las facturas que emitan para sus clientes, los establecimientos de alojamiento tienen que consignar, de manera diferenciada de la contraprestación de sus servicios, el importe de la cuota del impuesto, indicando el nombre de unidades de estancia y el tipo de gravamen aplicado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *