Phillip Brown, profesor de Ciencias sociales en la Universidad de Cardiff,  Hugh Lauder y David Ashton, son autores de The Global Auction (Oxford), un ensayo que nos explica con ejemplos muy significativos cómo los países emergentes, como India y China, están invirtiendo gran parte de su superávit en formar profesionales muy cualificados.

Uno de los casos más llamativos lo encontramos, en una isla del sur de China, construida cerca de la ciudad de Cantón (Guangzhou), que se ha convertido en un  megacentro de alta educación con 10 universidades en las que estudian 120.000 alumnos. Posee las más avanzadas tecnologías, laboratorios, bibliotecas e instalaciones deportivas de élite a disposición de los estudiantes.

¿El propósito? Según Brown sería el de librar una “guerra secreta” con Occidente por la cualificación de personal, de manera que los puestos de responsabilidad que antes ocupaban los titulados occidentales pasen, paulatinamente, a estar en manos de asiáticos.

Brown va mucho más allá asegurando que ya se terminó la era en la que las grandes masas de mano de obra barata eran dirigidas por una élite cualificada y perceptora de altos sueldos. Ahora nos adentramos en lo que él llama el taylorismo digital,  una etapa en la que los ejecutivos que antes era fichados por su talento están siendo sometidos a un proceso de estandarización y, por tanto, van a percibir, de aquí en adelante, salarios mucho menores.

Brown señala asimismo que el alejamiento de la práctica en los programas formativos occidentales les resta competitividad y que en el futuro, sólo serán contratados los top performers, es decir, aquellos candidatos que hayan demostrado previamente su valía.

Fuente: Elconfidencial.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *