crucero EUHT StPOL toscana turismo

Durante dos días, los restos de la nave Costa Concordia, ha permanecido quieta junto a la isla de Giglio, dejando que los rescatistas intentaran remediar  la catástrofe llevada a cabo por del capitán Francesco Schettino, quien la noche del viernes acercó la nave a tierra para que su jefe de comedor pudiera saludar a la familia.

Pero con el lunes llegó el mal tiempo y el mar, hasta entonces en calma, empezó a batir el casco. Sobre las olas aparecieron las primeras manchas del carburante —2.400 toneladas— almacenado en los depósitos del barco. La tragedia humana (11 muertos y una cifra sin aclarar de desaparecidos) está a punto de derivar en un desastre ecológico para las costas de la Toscana. Sin olvidar las consecuencias económicas que ya empieza a sufrir la compañía Costa Cruceros —cuyas acciones cayeron un 23% en la Bolsa de Londres— y, por contagio, un sector hasta ahora en alza.

Para ver las imágenes: http://www.rtve.es/noticias/20120115/crucero-lujo-hundido-titanic/489664.shtml

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *