El Sistema Catalán de Calidad Turística crea nuevas herramientas, con el objetivo de reconocer la riqueza de la cocina catalana y de los productos del territorio protegidos en establecimientos de pequeño formato.

El director ejecutivo de la Agencia Catalana de Turismo, ha presentado en Madrid el nuevo sello de Especialidad Gastronómica den Establecimientos Hoteleros de Catalunya, el modelo con el que se revela el factor de promoción y difusión de los productos agroalimentarios del territorio reconocidos con los distintivos de Denominación de Origen Protegida (DOP) e Indicación Geográfica Protegida (IGP).

Este nuevo modelo, además de ofrecerse como valor añadido a la oferta hotelera catalana de pequeño formato, fomentará la oferta gastronómica que sigue el ciclo de las estaciones que incluye productos frescos y de temporada, y, en último término se potenciará la presencia de platos propios de la cocina catalana.

El sello, además de garantizar la proyección competitiva de Catalunya como destino de alto valor añadido, igualmente pretende garantizar al cliente que la oferta elegida va a complacer las expectativas creadas. La Generalitat de Catalunya impulsa el modelo como opción voluntaria para los establecimientos hoteleros de pequeño formato (máximo 60 habitaciones), con el afán de llegar a un segmento turístico especializado. El reconocimiento y adhesión de esta especialidad se apoya en unos requisitos de obligado cumplimiento para los establecimientos interesados, que se estructuran en torno a cuatro ejes: 1. Gestión familiar y trato cercano, 2. Alojamiento confortable y de calidad, 3. Oferta gastronómica de calidad y 4. Dinamización territorial a nivel cultural y económico. Ejes que están sujetos a unos parámetros de valoración (información en la web, acogida, alojamiento y gastronomía) que determinan en último término dicho reconocimiento. Entre estos parámetros adquieren especial relevancia aquellos vinculados a las características de los alojamientos (capacidad, prestaciones y confortabilidad, gestión familiar y trato personalizado, espacios de comedor,e tc.), así como los relacionados con la gastronomía (productos de calidad y con denominación de origen, tradición culinaria catalana, menús gastronómicos, etc.)

El reconocimientos de los establecimientos que cumplen con los requisitos oportunos se materializará con el distintivo correspondiente a la marca”Hoteles Gastronómicos de Catalunya”. Ya son 27 los que ostentan esta distinción, repartidos por la Costa Brava, Costa Daurada, Pirineos, la provincia de Barcelona y Tierras del Ebro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *