hamburguesa_artificialDespués del debate y expectación mediática que ha abierto la primera hamburguesa artificial, la primera carne sintética, hacemos un recopilatorio de diferentes opiniones al respecto.

 

“Yo personalmente no la probaría, ya tenemos bastante con los aditivos que le ponen a la comida”.

 J.Amatller. Profesor EUHT StPOL

“Tengo curiosidad por probarla, pero no me pondría química en el cuerpo de forma habitual”.

 N. Pérez. Dpto. Admisiones EUHT StPOL


“Creo que servirá para la evolución de la sociedad. Si sabe igual que la carne normal, la incluiría en mi dieta”.

D. Rueda. Alumno Programa Técnico en Gastronomía y Restauración, EUHT StPOL

“Veo el invento como una cosa positiva, ya que sería una forma para combatir los bichos e insectos. Soy diabético,  si hicieran una para nosotros, me la comería”.

J.Arroyo. Barman Hotel Gran Sol.

“Este tipo de experimentos contranatura no son necesarios; no me atrevería a probarla, pero tampoco conozco bien el proceso”.

Alberto González, chef del restaurante Silabario con estrella Michelin en Tui, Pontevedra.

“Yo pruebo todo lo que sea, pero de ahí a que me guste…”. “Yo le doy importancia a lo que hay detrás del producto, que es el respeto al medio ambiente, a la gente que cultiva, que pesca… Estas cosas de laboratorio siempre hay que verlas con reserva. Son como fuegos artificiales. Espero que quede para las películas”.

Javier Olleros, chef del restaurante Culler de Pau con una Estrella Michelin en Grove, Pontevedra.

“Yo soy un defensor de la alimentación natural, del cuidado de los productos. Una hamburguesa hecha en el laboratorio me parece un disparate, de otra galaxia”.

Antonio Botana, chef del Pandemonium de Cambados.

“Si la hamburguesa de laboratorio quita el hambre en el mundo, puede ser un acierto. No lo veo como una amenaza para el sector pero yo no la comería. Esa carne de laboratorio lleva muchos compuestos”.

José Manuel Méndez,  ganadero y biólogo.

 “No hay mejor carne que la que se produce en la tierra. Yo creo que la carne artificial no va a dar de sí; habrá que esperar y ver”.

Manuel Fernández, de Gandeiros do Deza.

Este tipo de carne tiene todo el apoyo de algunos ecologistas. De momento, el proyecto cuenta con el de la defensora de los derechos animales PETA. En un comunicado, la organización dio la bienvenida a la «carne cultivada» pues, en su opinión “significa el fin de camiones llenos de vacas y pollos, de los mataderos y de la ganadería industrial”. Además, aplaudió la fabricación artificial de carne porque “reducirá emisiones de carbono, conservará agua y hará más segura la distribución alimentaria”.

Es evidente que esta carne de laboratorio a partir de células madre de vaca no nos ha dejado indiferentes y ha creado controversia, pero la ciencia está detrás de la revolución culinaria. Herramientas y máquinas innovadoras permiten a los chefs emplear nuevas técnicas de cocción, crear texturas y hacer combinaciones antes inimaginables.

El diario The Guardian apuntaba a Heston Blumenthal, propietario del prestigioso restaurante británico The Fat Duck, como el chef que podría cocinarla, ya que en el pasado ha mostrado interés en la carne de laboratorio.

Fuente: Faro de Vigo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *