El pasado miércoles los alumnos del Grado en Dirección Hotelera, Master en Hospitality Management y 3º de Hostelería de la especialización de restaurante tuvieron el privilegio de poder visitar una colección privada de botellas de whisky que se encuentra en la localidad.

El propietario de esta magnífica e insólita colección, lleva recopilando botellas desde hace más de 20 años. Durante todo este tiempo, ha logrado almacenar entre 4500 botellas de whisky de tamaño normal y 2000 miniaturas, todas ellas de distintos países del mundo.

Botellas que van desde los 2 euros la más barata hasta 15.000 euros la más cara, botellas etiquetadas con el nombre del propietario, e incluso, la botella de whisky más pequeña del mundo, por la cual posee un Record Guiness.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *