Guillermo Porras es alumno de segundo curso del Grado universitario en Gestión Hotelera y Turística. The Landmark Hotel Baku, en la capital de Azerbaiyán, es donde está realizando las prácticas de verano. Durante tres meses realiza un crosstraining en el departamento de Food and Beverage (F&B) que le permite conocer de primera mano tanto aspectos de gestión como de recursos materiales y humanos del hotel.

PRACTICAS VERANO guillermoporras

“Escogí estas prácticas porque quería irme a un sitio fuera de mi zona de confort y que me permitiese diferenciarme del resto de compañeros”, indica Guillermo Porras, alumno del Grado en Gestión Hotelera y Turística. Su elección ha sido  The Landmark Hotel Baku (Azerbaiyán), un hotel de cinco estrellas ubicado, según explica Porras, a diez minutos a pie del centro de la ciudad y a cinco minutos del bulevar del Mar Caspio. El departamento de Food and Beverage es donde realiza un crosstraining de tres meses que le ofrece la posibilidad de tener una visión amplia de todo aquello que afecta al departamento en cuestión.

Así, durante el primer mes Guillermo ha estado de F&B Manager Assistant, es decir, ha acompañado al manager del departamento durante su jornada laboral. “Le ayudaba en tareas como preparar reuniones, análisis de costes y beneficios de los restaurantes, confirmación de pedidos, supervisaba con él los servicios de mediodía de los distintos restaurantes, etc.” explica Guillermo.

El hotel cuenta con siete restaurantes temáticos y durante las primeras semanas de prácticas Guillermo rotó dos días por cada restaurante, “un día junto al jefe de sala y otro junto al de cocina”, para conocer el funcionamiento de cada establecimiento.

Ahora Guillermo se encuentra en el segundo mes de prácticas y está como Asistente del Manager de Eventos. “Le ayudo en el cálculo de costes de las bebidas para cada evento, lo acompaño a reunirse con el cliente y decidir el set up de montaje; además participo en el montaje de cada evento y apoyo durante los servicios, a veces como como supervisor”, detalla. Para finalizar el crosstraining, el tercer mes de prácticas estará de supervisor de calidad en el restaurante a la carta de la terraza del hotel.

Prácticas con valor añadido

Aunque aún no ha finalizado las prácticas en Azerbaiyán, Guillermo tiene claro lo que más le está gustando de esta experiencia: “No sólo estoy trabajando en la parte operativa sino que me están dando un valor añadido: la oportunidad de conocer la parte de gestión, tanto de recursos materiales como de recursos humanos del hotel”.

Como en toda experiencia, siempre hay anécdotas que contar y recordar. En su caso, Guillermo nos explica que las más divertidas tienen que ver con las diferencias idiomáticas. “Les cuesta mucho pronunciar mi nombre, así que propuse al grupo de eventos con el que trabajo que me buscaran un nombre azerbaiyano, porque a veces ¡no sabía cuándo me llamaban a mí!”. Pero el nombre elegido ha decidido mantenerlo en secreto, al menos, de momento.

¡Estaremos pendientes de recibir nuevas noticias desde Azerbaiyán!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *